4 ago. 2016

Trip to NY - 02/08

El despertador suena a las 4:30, aún no están las calles puestas y nosotros ya estamos vestidos y bajando a la calle. Ayer pusimos una app que permite contratar un viaje con Uber sin que sea inmediato, pero no funciona bien y aunque indica que se está reservando, no parece funcionar y a las 5:10 terminamos haciendo la reserva desde la app normal, que es inmediata. En 9 minutos nos recoge un coche, conduce un chico indio (de India) muy simpático que cuenta que lleva un año en New York, que está estudiando y haciendo de becario y que se tarda día y medio en viajar a Bangladesh que es de donde procede. Nos deja en el centro de convenciones, cercano por cierto al Intrepid, nos ponemos a la cola bajo un cielo medio despejado que empieza a clarear a ojos vista, y a las seis puntual, sale el bus de dos pisos que nos llevará a Washington en cuatro horas y pico.


Dormimos a ratos, picamos unas Pringles, miramos con odio un tío que se está media hora viendo vídeos aparentemente de cabina de un avión con todo lujo de estridentes ruidos de turbinas y despegues hasta que le llaman la atención y para. Baja en Baltimore, la única parada del trayecto a una hora larga de Washington aún.


El tiempo no se acaba de decidir si soleado o nublado, el wifi del autobús es un asco y el WC aunque limpio y moderno, no deja de ser un agujero tamaño cubo que da a un lago de líquido azul viscososo. Al final el viaje llega a su fin sobre las 11 de una calurosa y soleada mañana en Washington.


Nada más bajar, localizamos el puesto de alquiler de bicicletas que hay a la salida de la inmensa estación de trenes y autobuses, y alquilamos dos. No tienen opción a eléctricas, así que tocará pedalear sin asistencia.


La idea está a punto de convertirse en el error del viaje. Otra vez, los monumentos nulamente indicados en las calles, no hay apenas carriles bici, la gente va como le da la gana sin prestar atención, en muchos semáforos las aceras no tienen rampa en el paso de peatones sino lateralizado, y muchas veces nos encontramos en algún nivel ajardinado que no tiene rampas sino escaleras. Las distancias son de considerables, dos o tres campos de fútbol entre cada cosa, con jardines, algún lago, caminos de guijarros, y muchas otras.


El sol es tan fuerte que dos minutos tocando las bicis y arden. Nos ponemos protector solar, nos perdemos un par de veces, y como no hemos desayunado paramos en un mini local de perritos calientes que hay en medio de uno de esos tramos interminables. El tentempié nos anima, y alguna nube ocasional nos quita el peso del sol.




Visitamos el Capitolio (en obras una parte de su base), el Obelisco, un monumento por los caídos en la Segunda Guerra Mundial, la Casa Blanca, el monumento a Abraham Lincoln, y otros monumentos que fuimos encontrando por las inmediaciones.




Nos dejamos otras cosas en el tintero, pero el día no da para más y el cuerpo aún para menos con tanta deshidratación.






Volvemos atrás ya sobre las 4 de la tarde, hacia la última visita programada del día: el museo Aeroespacial Smithsonian. Una gozada de museo como Dios manda, bien indicado, nada lioso, abarcable y muy interesante. Quizá le faltarían sillas o bancos o algo para sentarse, que mucha gente acababa sentada en el suelo. A base de reproducciones a escala o casi a tamaño natural, maquetas, videos y pantallas y proyecciones y decorados y plafones, mete un repaso a la historia de lq aviación desde los hermanos Wright hasta las últimas misiones espaciales, pasando por la llegada a la luna, la Estación Espacial, el Skylab, el Hubble... sección especial para una zona caracterizada como un hangar del USS Smithsonian, y la historia de la aviación en las guerras, los portaaviones, etc. Muy muy interesante.














Decir que proyectan pagando aparte algunos documentales, y que tienen cine IMAX donde ponen algunos estrenos como la que están a punto de estrenar de Star Trek, y todo ello aderezado con aire acondicionado a toda pastilla, fuentes donde beber y rellenar las botellas que traigas de casa, un par de tiendecitas del museo y lavabos bien indicados y en condiciones.











Salimos demasiado refrescados, el shock con el exterior es brutal pero podría ser peor ya que se ha nublado y corre una suave brisa. Son las 6 y poco, volvemos a la estación a dejar las bicicletas porque cierran a las 6:45 y tras pelearnos con la dejadez extrema de los empleados que están por ahí de cháchara con críos entrando y saliendo con sus bicis y molestando, finalmente dejamos las bicicletas y cenamos en en sitio de baggles mientras se hacen las 7:15 para ir al andén de MegaBus donde subimos y partimos hacia Nueva York a las 7:30.


La megafonia pone el servicio a la altura del súper lujo, pero a la hora de la verdad, otra vez, el wifi falla continuamente o no carga nada y encima el aire acondicionado está flojísimo y a ratos hace calor. Un par de horas y pagamos en Baltimore donde sólo sube una solitaria anciana, y el resto del viaje yo en un lado del pasillo en ventanilla y Wil en el otro lado porque ya que el bus va medio vacío, qué menos que aprovechar para estar cómodos y es tirarnos un poco y dormir. La mayoría del pasaje hace lo mismo, atravesamos un par de aguaceros, y deseando llegar a Nueva York, pillar metro hasta el apartamento, ducharnos, y dormir.


Al llegar, el bus nos deja bastante al sur pasada la media noche, no queda claro qué metros coger y estamos muy KO. Viendo la buena experiencia con Uber, nos acercamos a un Starbucks cerrado que no apagan el wifi, y pedimos un coche en modalidad compartida, es decir que durante el trayecto el conductor puede recoger a más gente hasta llenar el vehículo. Nos recogen en dos minutos exactos (en la app se veían un  montón de coches por las cercanías), por el camino sube una chica y luego otro chico, y tras dejar al primero, nuestro turno en cosa de media hora. Muy bien, realmente. Llegamos al apartamento a la 1 AM pasadas, casi hace 24 horas que estamos en pie, y tras una ducha, KO a dormir. Mañana veremos el plan porque el tiempo parece que se ha arreglado y podría tocar día de visitas a miradores y skyline en general :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario