13 oct. 2013

Día de la Hispanidad

Ayer fue el día de la Hispanidad, fiesta nacional en nuestro país. Como respuesta al creciente movimiento independentista en Catalunya, todos los partidos que luchan por la unidad del país (aunque a veces escuchándolos y viéndolos actuar parece que deseen justo lo contrario) decidieron convocar una multitudinaria manifestación en Barcelona con la que contrarrestar la Via Catalana del pasado 11 de Septiembre.

A pesar de contar con el apoyo económico y mediático del más grande y poderoso partido político de España (PP) que hace y deshace como rey absolutista gracias a su mayoría absoluta, a pesar de aglutinar a toda una miríada de partidos más pequeños (como Ciutadans) y a veces bastante más radicales (excluyendo -menos mal- a grupos franquistas y nazis que fueron por su lado *), asociaciones, artistas y deportistas, a pesar de contar con el poderoso argumento de la necesidad de dar amplia y rotunda contestación a la reciente Via Catalana del 11 de septiembre... pese a todo esto, ayer reunieron poco más de 105.000 personas. Y eso siendo muy generosos con el conteo (105.000 según la Delegación del Gobierno Español, 30.000 según la policía, 160.000 según los organizadores que de alguna manera dicen haber conseguido deformar el continuo espacio-temporal para meter el doble de materia en la mitad de espacio).

Si hace unas semanas nos decían que sacar UN MILLÓN de personas a la calle no es indicio de nada porque los SEIS MILLONES restantes se quedaron en casa (mayoría silenciosa) dando claramente con su silencio la espalda a los independentistas.... ¿pues qué pasó ayer que la mayoría silenciosa fue más mayoría y más silenciosa que nunca? Cada cual saque sus propias conclusiones, use la lógica aplastante o el pobre argumento de la mayoría silenciosa que trataron de colarnos la otra vez.

Ah, ayer también se vieron niños de todas las edades portando banderas Españolas, camisetas, coreando lemas que les han hecho aprender sus padres... ¿qué ha sido de toda esa indignación por llevar niños, que parecía fuera un crimen cuando salían con banderas catalanas el 11 de septiembre pasado? Ayer resultó ser algo de total normalidad y salud democrática.

Dos argumentos estúpidos, que vuelven como un boomerang descontrolado golpeando con contundencia al lanzador, y que ahora van a tener que devanarse los sesos en tratar de explicarnos sin que sea aún más estúpido de escuchar. Eso sin contar con que además habrán de reflexionar sobre por qué reunieron a tan poca gente, especialmente los que tengan que ir a explicar a Mariano Rajoy que ¡vaya! ayer hubo muy poca gente, que las cifras son risibles, y que algo pasa en Catalunya que a lo mejor -a lo mejor- tiene algo que ver con los recortes draconianos en represalia, las leyes centralizadoras también en represalia, los insultos non-stop tolerados desde hace una década en cadenas de TV y medios afines para captar voto fácil y que de decir lo contrario, serían cerrados y denunciados al instante... aunque lo más probable es que lleguen a Mariano y le digan ''los catalanes no aprenden, hay que darles más leña para que aprendan''. Y suma y sigue que en este país sólo se aprende a base de hostias.

En fin, siendo realistas, lo que ocurrió ayer es que hay muchos más catalanes que quieren QUE SE LES PREGUNTE que los que quieren seguir igual.

___
* Sobre los grupos franquistas y nazis que llevaron banderas franquistas y nazis y saludaron con el brazo alzado e hicieron apología de la dictdura y del nazismo, sólo comentar que si hubiera ocurrido en Alemania, estarían ahora mismo en la cárcel y afrontando merecido juicio y multas por apología del nazismo. Es lamentable y obsceno que en España esta gentuza sea tolerada y que se le permita clamar por regímenes asesinos en público, voceando incluso que la única solución al independentismo catalán es la violencia y la represión sangrienta. Lamentable.

1 oct. 2013

Houston, tenemos un problema

Por un lado, en España, de alguna manera el fútbol ha trascendido el ámbito deportivo y la gente cree que su partido político favorito es como el club de fútbol al que venera gane, pierda, juegue bien o juegue mal. Sólo así se explica que los excesos que todos los partidos cometen, sean jaleados por una tropa de fanáticos que sólo les falta ponerse las bufandas y salir tocando el bombo gritando "¡Goooool de Marianooooo!" o "¡Goooool de Rubalcabaaaaa!" o "¡Gooool de Maaaaaas!"

¡No! ¡Noo! ¡¡NO!! Los políticos están para gobernar y si lo hacen mal, o delinquen, o abusan, pues se protesta para darles un toque de atención y si no hacen caso, SE LES DEJA DE VOTAR. ¡Y nada más!

Un ejemplo para subirse por las paredes: con los catalanes masivamente cabreados y en un tris de pedir la independencia aduciendo mil razones, ¿qué hace el gobierno central de Madrid? ¿Abrir vías de diálogo?  ¡No! ¿Ceder en algunas de las razones esgrimidas para poder decir que hace lo que puede en los tiempos que corren? ¡Tampoco! ¿¿Qué ha hecho el gobierno desde Madrid?? Pues reducir en un 25% el presupuesto de infraestructuras para el año próximo en Catalunya. ¡Zas! ¡Represalia al canto! Y metiendo el dedo en la llaga: Catalunya, que es deficitaria endémica en infraestructuras, aún peor para el año que viene.Y si esto no es indignante de por sí, ver la cara de satisfacción que ponían algunos Ministros mientras daban esta noticia era para que le hirviera la sangre a uno. Con esta medida represiva y revanchista, lo único que se va a conseguir es que los políticos catalanes se llenen la boca con que España oprime y ahoga, los ciudadanos van a ver que es cierto y van a sufrir las consecuencias de estos recortes y ¡ale hop! más independentistas convencidos de que la solución es irse de un país que no le importa apretar hasta cangrenar uno de sus territorios sólo por quejarse.

Pero es que esa no es la consecuencia más importante. No señor. Catalunya es uno de los motores económicos de España, y en vez de tratar de mantenerlo engrasado y funcionando a buen ritmo para levantar el morro y salir de las turbulencias de la crisis, el Gobierno de Madrid lo que hace con este recorte es reducir su "potencia". ¿Y qué pasa con un avión al que le falla uno de los motores? Pues que vuela peor. ¿Y si están fallando todos sus motores? Pues que puede estrellarse. Por tanto, ¿es lógico cortar un 25% el combustible de uno de los motores que funciona mejor? ¡¡NO!! ¡¡Por puro y duro revanchismo, están multiplicando el problema!!

PERO es que parece que la estupidez política es contagiosa:

En Estados Unidos, el gobierno de Barack Obama acaba de sufrir un bloqueo que ha obligado a paralizar la administración pública de medio país, porque gobierno y oposición no se han puesto de acuerdo y han preferido paralizar toda la administración enviando a miles de funcionarios a casa, antes que ser capaces de encontrar una solución de mínimos. 

En Italia, Silvio Berlusconi a punto de entrar en la cárcel, ha pedido a los ministros de su partido en el gobierno que dimitan para así paralizar el país para intentar escurrir la sentencia. 

En Rusia, han propuesto a Vladimir Putin a premio Nóbel de la Paz (claro, claro...).

¡¡¡PAREN MÁQUINAS, QUE YO ME BAJO!!! ¿¿Estamos ante una pandemia política?? ¿¿Se han convertido en zombies y no nos hemos dado cuenta?? ¿¿Estarán podridos bajo sus carísimos trajes, y no nos habremos dado cuenta?? Como sea, por culpa de la inoperancia e incompetencia política, hoy día que la NASA cumple 55 años si alguien llamara diciendo "Houston, tenemos un problema", la única respuesta sería "Debido al bloqueo gubernamental de la Administración, estaremos cerrados hasta próximo aviso". TRISTE, pero cierto.