17 may. 2013

Le llamaban Trinidad

Nuestro Ministro de Educación, Cultura y Deporte el incalificable José Ignacio Wert, bien podría haberse presentado hoy con poblada barba, barriga cervecera, sombrero de cowboy y estrella de sheriff en el pecho a su comparecencia. Porque al igual que en el spaghetty western del -este sí- entrañable Budd Spencer, lo que hoy ha hecho el Ministro del gobierno de Madrid es darle tal sarta de mamporros a la Educación que la ha dejado por los suelos. Y de paso, también ha dejado por los suelos la moral de todos aquellos que entendemos la nueva Ley de Educación como otro puñetero disparate más de este gobierno desenfrenado del PP.

Para los despistados: en España hay varias Comunidades que tienen una lengua propia distinta al castellano. Estas lenguas, minoritarias, reciben un tratamiento especial para garantizar su aprendizaje. En una de esas Comunidades, la lengua minoritaria es el Catalán, y lleva enseñándose de cierta manera por más de 20 años. En esos 20 años, todas las generaciones han acabado hablando catalán y castellano indistintamente; de hecho y pese a todos los esfuerzos, el catalán sigue siendo la lengua con problemas ya que queramos o no, sigue siendo la minoritaria. Y es que estas lenguas tan ricas y antiguas como el Castellano, su único crimen ha sido tener un hábitat pequeño y estar rodeadas de depredadores que casi las han llevado a la extinción. Se entiende por tanto, que en preservarlas se ponga un interés especial, ¿verdad? PUES NO:

Resulta que la nueva ley está hecha a medida para que aquellos padres que deseen que sus hijos estudien básicamente en castellano y sólo con alguna hora en el idioma minoritario (al revés de como se hace ahora), puedan exigirlo y ver cumplida su exigencia. Por una o dos familias, toda la clase debería darse al revés de como se está haciendo. (¿estáis oyendo los mamporros? ¡paff! ¡poff! ¡patapum!) Y si la escuela no tiene medios o pone trabas, entonces el Estado asignará a esos padres una escuela PRIVADA costeada con DINERO PÚBLICO para que sus hijos puedan estudiar como ellos quieren. El coste aproximado de la aplicación de esta ley es de 400 millones de euros... mientras se echan a la calle maestros y se recorta en todas las materias educativas porque ''no hay dinero'', se suben impuestos, se recortan pensiones, prestaciones, etc. ¡¡Pero aún hay más!! Como el Estado está muy pobre por haber despilfarrado en ladrillo y amiguetes, ese dinero lo descontará del presupuesto de la Comunidad en cuestión: es decir, para que unas pocas familias puedan tener a sus hijitos estudiando en castellano, van a pringar todas las demás familias porque ese dinero va a dejar de estar disponible para TODO LO DEMÁS: empezando por educación, sanidad, infraestructuras, etc etc etc. (¡¡repoff!! ¡¡catapom!! ¡¡plis plas pluf!!).

Teniendo en cuenta que a día de hoy, las familias que han pedido que sus hijos estudien en castellano se cuentan con los dedos de las dos manos y que REPITO, en 20 años no ha habido niño o niña de Comunidad Autónoma con lengua minoritaria que no haya salido de la escuela sabiendo perfectamente ambos idiomas... ¿¿a santo de qué este cambio??

Pues muy sencillo: esta Ley está además pensada para meter en vereda a la Comunidad de Catalunya, esa Comunidad díscola que quiere independizarse y a la que no saben cómo meterle palos en las ruedas para que se olvide de tales ideas (de hecho, lo único que se está pidiendo es consultar a la ciudadanía si querrían ser independientes, como si preguntar estuviera prohibido -si es incómodo, se vé que sí-). con esta Ley, no sólo obligan a los catalanes a doblegarse y humillarse con su lengua, sino que encima se ríen en la cara de todos sus ciudadanos con el ''castigo'' de costear con dinero publico este gasto extra. Y mientras, el gobierno de Madrid exige recortes al gobierno de la Comunidad para que su gasto entre dentro de los límites marcados, bajo amenaza de multas y sanciones en caso de no cumplir dichos límites. ¿Veis la obscena vuelta de tuerca? ¿Oís los engranajes chirriar y empezar a prensar lo que hay debajo de las planchas legislativas? Nosotros, todos nosotros, seamos catalanes o no. ... De lo que pienso de esos padres que anteponen su fanatismo político al bienestar de sus hijos, quizá hable otro día y con conocimiento de causa.


¡¡CRASH!! Ese era el Sentido Común volando a través de los cristales del Saloon. Si queréis salir a comprar palomitas, más coca-cola o ir al WC, podéis hacerlo porque Wert vuelve y sigue arreando mamporros...

Y es que por arte de la Conferencia Episcopal, la asignatura de Religión Cristiana vuelve a ser evaluable como pasaba en 1970 (sí, antes de nuestra intocable Constitución, cuando gobernaba por la Gracia de Dios un dictador amigo de Hitler llamado Francisco Franco): niños, si rezáis fervorosamente y os aprendéis de memoria la Palabra de Dios, os mejorará la nota y aunque suspendáis Matemáticas, podréis pasar de curso. Da igual que esa palabra de Dios provenga de unos libros copiados y recopiados en el transcurso de más de 2000 años. Dá igual que las moralejas de esos libros estén pensadas para una sociedad en la que ir a ver a los gladiadores al Circo aún estaba de moda, y en la que las redes sociales eran las telarañas que se hacían entre las columnas de los Foros de las Ciudades.

Pero esperad, aún no ha llegado el Terence Hill de nuestra película: la Delegada del Gobierno en Catalunya, María de los Llanos de Luna, entra a escena dando su espectacular tanda de mamporros a todo bicho viviente. Y es que asistió el pasado sábado a una celebración de la Guardia Civil en la que, no se sabe aún cómo ni por qué ni a santo de qué, entregó unos diplomas conmemorativos a la Hermandad Nacional de Veteranos de la División Azul. ¿Y éstos quienes son, os preguntaréis?

Antes he hablado de nuestro entrañable dictador Francisco Franco: era un tipo inaguantable que quería gobernar España sí o sí, y que en vez de ganar las elecciones decidió que prefería ganar una guerra que siempre es más divertido. Entró a sangre y fuego en su propio pais, lo bombardeó de arriba a abajo (con el dudoso honor de ser el primer pais que bombardeó ciudades enteras), y luego se sentó en el trono por cuarenta años durante los que siguió persiguiendo y ajusticiando disidentes. Con la Gracia de Dios, como dije antes y el beneplácito de Hitler, al que recibió unas cuantas veces y con el que no pudo colaborar demasiado por haber dejado en ruinas el pais y no tener su población apenas suficiente para comer. Sin embargo, le envió lo que pudo: la División Azul, que se fue a las filas nazis a combatir contra los soviéticos que intentaban parar el avance de las huestes del Führer. ¡Es que eran Comunistas, dirán algunos! ¡¡Es que para luchar contra Comunistas se convirtieron en nazis que es mucho peor!! digo yo, y me quedo corto en lo mucho peor que es realmente. Pues eso: una representante de alto nivel de nuestro Gobierno, entregando diplomas a lo que sea que queda de esa división de luchadores nazis enviados por nuestro viejo dictador amigo de nazis. Esto en Alemania, habría significado la dimisión inmediata de esta señora e incluso su enjuiciamiento. Pero en España... los mamporros se los lleva el sentido común y la ciudadanía y sus bolsillos cada vez más vacíos. Y ojo ¡no nos quejemos!, que entonces seremos calificados por el Gobierno de Rajoy como peligrosos terroristas y -por qué no si el término les parece tan feliz- nazis.

7 may. 2013

Lapao, ¿te has enterao? y otros desmanes así de chalaos

Hoy hemos tenido un combo con flawless victory y fatality en toda regla, por parte de nuestros aguerridos gobernantes, gamers por el Partido Popular.

Por un lado, han anunciado que este jueves votarán y aprobarán con su mayoría, una ley que cambia el nombre de un idioma (Catalán) para darle otro digno de asignatura infumable universitaria, a saber, LAPAO (Lengua Aragonesa Propia del Área Oriental). Este nombre se aplica en una zona de España, pero en otra distinta lo llaman Valenciano y en otra distinta Balear y a la postre se trata de Catalán, una lengua Románica tan antigua como todas las que descienden del Latín y que el PP se ha dedicado a renombrar y desmembrar allí donde ha gobernado los últimos años.

Por otro lado, el Ministro del Interior en una entrevista ha dicho LITERALMENTE que ''el aborto tiene algo que ver con [la banda terrorista ETA], pero no demasiado''. Es decir, que las mujeres que abortan son CASI terroristas.

Por otro lado, la Infanta Doña Cristina de Borbón, imputada hasta hace unas horas por un feo asunto en que su marido gestionaba y presuntamente se embolsaba milloncejos de euros que presuntamente no le correspondían, por arte de la Fiscalía (es decir, la acusación), ha sido ''desimputada''. Es decir, quien habitualmente acusa ha pedido que NO se acuse. Abogados y juristas aún lo están flipando, y desde el gobierno, por supuesto recitan con complacencia esos mantras que dicen que la justicia es igual para todos, y bla bla bla.

¡Pero esto no es todo!

Hace unos días, un programa de la televisión de Catalunya TV3 (si, de la región esa en que los Españoles hablan raro) hizo una desafortunada comparación deportiva entre jugadores del Real Madrid con hienas: faltó tiempo para pedir disculpas y pese a todo los medios de comunicación de Madrid pusieron el grito en el cielo y el Real Madrid amenazó con denunciar. Pues bien, hace unos días un programa de Telemadrid dijo poco menos que los gobernantes de Catalunya son nazis, que utilizan técnicas nazis para embobar a la nación, y no sólo no han pedido perdón sino que la presentadora se ha reafirmado erre que erre, punto por punto, en la barbaridad que dijo. Lo lamentable además es que nadie haya tenido la ''osadía'' de denunciar a esta gentuza cuando si es al contrario, antes de que nadie abra la boca ya están lloviendo terribles denuncias y querellas.

Y hace apenas unas semanas la Delegada del Gobierno en Madrid tachó a una plataforma contra los deshaucios hipotecarios como ''filoetarras'', es decir de nuevo tachando de terroristas a quienes son molestos con los actos o decisiones del Partido. Esta vez sin embargo no les llamó nazis, sino que fueron ellos mismos (sí, aquí tenemos de todo...) los que denunciaron a la responsable de esta plataforma (ya lo hicieron junto a una asociación Franquista, hasta conseguir inhabilitar de por vida al juez Baltasar Garzón que estaba destapando demasiadas corruptelas del PP).

¿Y qué dicen los sufridos ciudadanos a todo eso? Pues aparentemente, si se convocaran elecciones hoy, el PP seguiría ostentando tal cantidad de votos que parece que nada de lo que ha hecho le haya pasado excesiva factura. De acuerdo con que a la oposición ni se la oye ni se la espera, pero que la población sigan votando masivamente a los mismos que han convertido nuestra democracia en un juego amañado en que sólo ganan ellos y al que ya ni se tapan cuando hacen trampas me parece terriblemente desolador.