26 sept. 2013

¿De verdad han hackeado el sensor de huellas del iPhone 5s?

Con la llegada del iPhone 5s y su sensor de huellas dactilares, el punto de mira mediático se puso sobre si sería "hackeable" o no. Yo, por "hackear" entiendo que a uno le roben el iPhone y lo desbloqueen con otra huella distinta o con un complejo proceso que se salte la seguridad del sensor.

Y resultó que lo han logrado en tiempo récord, y los grandes titulares "Hackean el sensor de huellas del iPhone" han recorrido los medios de comunicación de todo el mundo, las páginas especializadas se han volcado en el tema, los foros han hervido, y la parte más reaccionaria de la comunidad Android ha entrado en alegre erupción: para "hackear" el sensor, han usado una copia exacta de la huella del propietario hecha en un material lo más similar posible a la piel humana, en este caso el látex. Nos mostraron un vídeo a lo CSI en que sacaban la huella de un molde, la ponían sobre el dedo del malvado usuario, y al aplicarlo el iPhone se desbloqueaba. Hoy ha salido el video completo del proceso de fabricación de esa huella, y si me decís que todos tenéis en casa el mismo equipo que esa gente, empezaré a preocuparme muy mucho.

Ha resultado ser lo que yo llevo diciendo desde que salió el "hackeo": que no es hackeo sino sencillamente engañar al sensor de la misma manera que se "engaña" a una cerradura al usar una copia de la llave original. Copia que puede haberse hecho en un descuido del propietario, en menos de tres minutos, en cualquier ferretería, por apenas un euro y pico. Y esto que llevo diciendo y repitiendo, mucha gente me ha dicho por activa y por pasiva que no, que es un hackeo en toda regla... hasta que me he dado cuenta de que el vídeo con el proceso completo, sus autores no lo han titulado como "hackeando el sensor del iPhone" sino "engañando al sensor del iPhone". Es decir, lo que yo decía porque la lógica aplastante lo estaba gritando.

Pero claro, a los medios de comunicación y a todo el mundo civilizado le ha faltado tiempo por buscar la palabra más terrible posible para ilustrar algo que era de cajón: si usas una copia exacta de una llave, la cerradura sencillamente se abrirá. Que sea un proceso más fácil o más complejo es lo de menos: es lo que se supone que debe hacer una cerradura sea mecánica o electrónica o virtual. Y si nos ponemos en que eso ya convierte en inseguro al iPhone y su contenido, vuelvo de nuevo al tema de la cerradura: la puerta de nuestra preciosa casa con todo su irremplazable contenido, puede ser "hackeada" en menos de 3 minutos pagando un precio irrisorio en tiendas que se encuentran en casi cada esquina. Ahora, ¡que corran los ríos de tinta o callen para siempre!

17 sept. 2013

El Imperio del Miedo

Ha pasado apenas una semana desde el éxito de la Via Catalana, y las presumibles presiones del gobierno Español han dado sus frutos: la portavoz de la Comisión Europea Pia Ahrenkilde y el comisario español de Competencia, Joaquín Almunia, dicen que Catalunya como hipotético país quedaría fuera de la Unión Europea.

Y punto. Pero que se pongan de acuerdo, porque Europa siempre ha inclinado -tímidamente, eso sí- hacia el derecho a decidir de los pueblos y todo eso que queda muy bien decirlo en una conferencia de paz pero que luego a la hora de la verdad choca con todos los intereses habidos y por haber.

Por supuesto, en cuanto han salido estas declaraciones el gobierno del PP de Mariano Rajoy, el resto de partidos que piensan como el gobierno, los medios de comunicación y etcétera, se han lanzado a disparar amenazas: que si fuera del euro, que si fronteras cerradas, que si pasaporte para salir de Cataluña, que si aranceles, que si impuestos, que si fuga masiva de empresas, que si pobreza, que si...

... Pero, ¿alguien se ha parado a pensar en el aspecto de los periódicos de medio mundo después de que Europa expulse a más de siete millones de personas que un día antes eran aptas para ser Europeas? ¿No?

THE OWINGTON POST: ¡7 millones de personas, expulsadas de la UE! - Hoy se hace efectiva la expulsión de Cataluña, tras reiteradas presiones de España. Bruselas insiste que la ley debe cumplirse perjudique a una o a millones de personas. Inspectores Comunitarios requisarán pasaportes en las principales ciudades catalanas. Los cascos azules custodiarán los camiones que retirarán los euros del nuevo país. España y Francia blindan sus fronteras por miedo al éxodo masivo de catalanes. ONGs alertan de crisis humanitaria si se deja de lado la sociedad de todo un país. Estados Unidos pide una salida dialogada y ofrece mediación política. Rusia y China exigen embargo económico para deponer el gobierno separatista. Madrid teme por las centrales nucleares catalanas, y pide reunión de la OTAN.

¿De verdad creéis que a la Unión Europea le interesa salir retratada de esta guisa? ¿Creéis que de verdad esta es la filosofía de la Unión Europea? ¿Cómo encajaría la expulsión de un pueblo por decidir libremente separarse del estado en el que estaba integrado, con el hecho de bombardear dictaduras porque no son demócratas y no dejan votar a sus ciudadanos y los reprimen?

Yo creo que sí se saldría de la Unión Europea, pero para volver a ingresar formalmente muy poco tiempo después. Porque una cosa es decir que el nuevo país debe empezar en la casilla 1 del tablero, y otra muy distinta es asegurar que se quedará de por vida en dicha casilla y será el hazmereír de los demás que, encima, le harán bullying. Porque no sé vosotros, pero si algún día en el peor de los casos vemos titulares como este, porque se ha expulsado un nuevo país y se le está aplastando a conciencia por haber osado hacerlo, la Unión Europea se habrá convertido en una organización muy siniestra y peligrosa de la que yo, la verdad, no desearía formar parte.

15 sept. 2013

Via Catalana, y final

No tenía pensado escribir nada más al respecto, pero me ha indignado mucho el nuevo invento del PP, la "mayoría silenciosa": a decir del gobierno de Mariano Rajoy, quienes no asistimos por los motivos que fuera a la Via Catalana el pasado 11 de Septiembre, directamente asumen que fue porque no estamos de acuerdo con el derecho a decidir ni con la independencia y por lo tanto el Gobierno Español debe defender nuestros intereses. ¡Como si nos buscaran para algo más que pagar impuestos y meter la papeleta cada cuatro años!

Los muy tunantes del PP no han usado la cifra de poco más de doscientas personas que salieron a la calle en contra del derecho a decidir, porque si tuvieran que trabajar con ese porcentaje la porción de "mayoría silenciosa" que les saldría sería risible (aunque cuando ellos convocaban manifestaciones, siempre nos fustigaban con sus cifras de asistencia y metían a toda la población española que no había salido a manifestarse dentro del saco de sus motivos: "los españoles están hartos de Zapatero", "los españoles no quieren el matrimonio homosexual", y hale, porque movilizaban algún que otro millar de personas y se creían poseedores de la verdad absoluta -por algo salían con la Iglesia-, los restantes 30 y pico millones al mismo saco que paradójicamente ahora deciden atar al revés).

Así que he decidido que no quiero me me metan en ese saco tejido por el PP: he modificado tan buenamente como he sabido uno de los carteles de la Via Catalana y ha quedado esto. Ya sabemos que internet y las redes sociales provocan urticaria a los políticos, así que si te gusta la imagen y si te sientes identificado con ella, compártelo donde y con quien quieras.



13 sept. 2013

Via Catalana, el día después

Esta podría ser una secuela de tomo y lomo de mi post anterior. Pero no me voy a extender y baste con anotar unas pocas reacciones del gobierno del PP y sus medios afines, que he pillado al vuelo y sin buscar demasiado:

  • En varios titulares: "En la Via Catalana había monigotes de cartón que hacían pasar por personas" --> Yo aún me estoy riendo pero por no llorar, de verdad.
  • Cierto Ministro: "Había mucha gente sí, pero que no multipliquen por 4 las cifras de la Via Catalana." --> No, en realidad se ha sumado la gente que NO estaba apuntada y se presentó.
  • Mariano Rajoy ha dicho algo así como que "tiene el deber de velar por la mayoría silenciosa que no fue a la Via Catalana." --> Curioso que cuando él estaba en la oposición y se manifestaba contra Zapatero muchos fines de semana en Madrid, fuera la que fuera la cantidad de gente que él reuniera tras sus pancartas, representaban siempre a toda esa "mayoría silenciosa" por la que ahora dice velar en virtud de algún superpoder (espero que no el mismo que le impide entender sus propias notas manuscritas).
  • Mariano Rajoy ha dicho que "contestará al presidente de la Generalitat Catalana en un par de días, pero para decirle que no a todo." --> Por supuesto, lo más inteligente es seguir ignorando al millón y pico de personas que por segundo año consecutivo se han manifestado ahora por toda la geografía de la Comunidad pidiendo que se les pregunte lo que piensan. El PP de nuevo destilando democracia, comprensión y diálogo. De esta manera, lo único que consiguen es enrocar más y mejor a las gentes catalanas, y sumar nuevos indecisos que ante el talante amenazador se terminarán de decidir. Ellos verán.
Podría seguir, pero las redes sociales, radios, TVs están que bullen, los foros de cada uno de los periódicos y publicaciones del país sacan humo, y se constata un más de lo mismo: desde Catalunya lo ven (lo vemos) todo cada vez más claro, y desde fuera siguen lloviendo amenazas, insultos, más amenazas, incomprensión, otra vez amenazas, y muy de vez en cuando alguna voz pidiendo moderación y diálogo pero que es inmediatamente ahogada por las demás. Lo dicho: ellos verán. Yo tengo la conciencia muy tranquila de que lo que se está pidiendo es un ejercicio de democracia y la manera en que se está pidiendo no podría ser más pacífica y de nuevo, democrática.

Y me despido con una recomendación, un artículo que acabo de leer y que me ha encantado:

11 sept. 2013

Via Catalana, vía hacia la independencia

El 11 de septiembre es la "Diada" de Catalunya, la fiesta de nuestra Comunidad Autónoma en que paradójicamente no se celebra ninguna victoria ni ningún descubrimiento sino una derrota: la derrota del pueblo catalán en 1714 a manos de las tropas de Felipe V, rey Borbón que los catalanes no reconocían ya que apoyaban a Carlos de Habsburgo. Y es que tras la derrota catalana, Felipe V en represalia abolió todas las leyes y libertades y órganos de gobierno propios de Catalunya que pese a estar dentro de la unidad política de España, gozaba de un estatus institucional muy diferenciado e independiente.

Podemos decir sin equivocarnos que la política Española ha sido siempre centralista: todo pasa por Madrid, empezando por la política y acabando por el mapa de vías y carreteras. Y eso siempre ha chocado con el espíritu catalán que ha aspirado a cotas de mayor autogobierno y gestión de sus recursos. Las Comunidades Autónomas en que se divide España se crearon precisamente para este fin, tras la muerte del dictador Franco y la instauración de la democracia. Pero fue una solución precipitada, mal implementada, cuya revisión o adaptación en función del cambiar de los tiempos ha sido cuasi nula. A eso hay que sumarle el odio existente entre el sector de pensamiento más unitario y españolista, que no ve con buenos ojos la existencia de ninguna región que ponga por delante del castellano ninguna otra lengua ni quiera discutir lo que se diga desde Madrid.

Así las cosas, durante años ha habido el habitual y esperable y sano tira-y-afloja de un gobierno Regional que quiere gestionar mejor su región, versus un gobierno Central que no está dispuesto a ceder más que lo mínimo porque quiere dirigir todo el cotarro.

¿Y por qué estas ansias catalanas de independencia? Intentaré explicarlo tan brevemente como pueda, desde mi experiencia y punto de vista como catalán.